Vedado

“Ese ritmo - invariable lección desde las constelaciones pitagóricas, nace de proporciones y medidas. La Habana conserva todavía la medida del hombre. El hombre le recorre los contornos, le encuentra su centro, tiene sus zonas de insimitud y soledad...”
José Lezama Lima

 

El Vedado está ubicado al extremo norte del municipio Plaza de la Revolución, incluyendo todo su borde costero y ocupando aproximadamente la mitad de la superficie total de dicho municipio.
La componen los antiguos repartos Vedado, Carmelo y Medina. Su desarrollo eminentemente residencial comenzó a partir de la segunda mitad del siglo XIX, alcanzando su máximo esplendor en la primera mitad del Siglo XX.
Se dice que el nombre proviene de una zona considerada como vedada (prohibida) debido a que una gran parcela dentro del territorio era propiedad privada del Conde de Pozos Dulces, Francisco de Frias y Jacob donde éste tenía su casa quinta. En estos tiempos existía una ciudad intramuros y otra extramuros (que se extendía hasta el Cerro y lo que es hoy Vedado), de esta manera se creaba una zona de defensa ante ataques de piratas o fuerzas foráneas.
Su estructura urbana está constituida en esencia por “manzanas” o polígonos de cien por cien metros (100 metros x 100 metros) y su trama vial está orientada a cuarenta y cinco grados noroeste y noreste (45 grados NO-45 grados NE), para disminuir los efectos de la insolación y aprovechar el régimen de brisas predominantes.
En su constitución prevalecieron algunos elementos de la “ciudad-jardín” anglosajona, como parterres con césped y árboles, portales y jardines frontales privados y pasillos laterales y de fondo, estableciéndose un mínimo de 33 % de superficie descubierta para cada parcela. Muy novedoso y acertado para el mejoramiento ambiental y urbano del área fue la introducción, como parte del proyecto original, de dos magníficos paseos-parques, la Avenida Paseo y la calle G o Avenida de los Presidentes, que cruzan el territorio en sentido norte-sur.
Posee un sistema de rotulación y numeración que resultó novedoso en su época, establecido por calles con letras y números en vez de nombres propios. La calle Línea fue la más antigua de la zona, por el establecimiento de la vía férrea hacia las playas en el siglo XIX y el tranvía, a principios del siglo XX
La pavimentación de calles originalmente de adoquines y el perfeccionamiento de los sistemas de abastecimiento de agua, alcantarillado y drenaje pluvial se realizaron en el período de 1908 a 1913, y más tarde las redes eléctricas y de gas manufacturado, que aún se mantienen en funcionamiento.
Existen edificaciones de diversas épocas y estilos arquitectónicos, desde las más antiguas de madera, las residencias neoclásicas, las edificaciones eclécticas, los ejemplos de Art Decó, hasta los edificios altos, algunos de ellos ejemplos paradigmáticos del Movimiento Moderno. El estado general de las edificiones oscila entre regular y bueno, salvo algunas excepciones diseminadas por todo el territorio.
El fondo construído ha sufrido con los años transformaciones debido a indisciplinas urbanísticas y sociales, cuya presencia no devalúa para nada la urbanización como conjunto, y que desde el punto de vista técnico-constructivo pueden y deben ser reversibles
En cuanto a actividades culturales es solo comparable con "La Habana Vieja", con numerosas galerías de arte y museos.
Con el triunfo de Revolución cubana, las casas que fueron abandonadas por sus moradores, fueron transformadas en escuelas y oficinas de los ministerios gubernamentales. Se construyó el Coppelia, la heladería más famosa de Cuba y varios restaurantes como El Cochinito o El Mandarín.
Luego del colapso de la URSS en la zona aledaña al Malecón habanero, se siguieron construyendo altos edificios y hoteles como el Atlantic y numerosos clubes, discotecas.

En fin... el Vedado es un barrio con una historia propia y digno de visitarlo.